Edición del día Martes 10 de Enero del 2.012

Imprimir Artículo

CIUDAD BOLÍVAR, ESTADO BOLÍVAR, VENEZUELA

Tras una semana de búsqueda
Rescatistas hallan cadáver de niño desaparecido en Salto El Danto

El alcalde de Sifontes, Edgar Cabrera, decretó tres días de duelo en este municipio por la muerte de Jesús Rami Nasser de 3 años de edad.

Carlos Jesús Gómez
El cadáver del pequeño Jesús Rami Nasser de 3 años de edad, fue hallado ayer a las diez y media de la mañana por los rescatistas que estaban buscándolo desde el lunes dos de enero cuando ocurrió el volcamiento en el Salto El Danto
El cuerpo del niño se encontraba en una cueva subacuática de pocos centímetros de ancho y de dos metros y medio de profundidad, situada al margen derecho del mencionado salto al que se precipitó la camioneta Terios donde viajaba la familia Nasser, teniendo que ingresar a este espacio confinado un buzo de Inparques de contextura delgada, ayudado por un bombero que le sostenía el cilindro de aire comprimido afuera para poder respirar, ya que con el tanque le era imposible entrar.
Tras el hallazgo, los rescatistas hicieron una cadena humana en el agua para que el buzo en una nueva inmersión extrajera al infante del pozo, hasta que finalmente fue llevado a la orilla y luego subido desde el barranco a la Troncal 10.

A El Callao
Como en Tumeremo no hay morgue, los Bomberos de Sifontes trasladaron el cuerpo sin vida de Jesús Nasser en su camión de rescate hasta la ubicada en el hospital Juan Germán Roscio de El Callao, donde después de la autopsia correspondiente le sería entregado a su madre, Rima Nasser.
Se conoció que el niño sufrió politraumatismos severos y posibles fracturas de cráneo, lesiones que le habrían ocasionado la muerte de forma inmediata, es decir que no pereció ahogado.
En la amplia operación de búsqueda que finalmente llevó a la recuperación del cadáver, participaron los Bomberos de Sifontes, Protección Civil Bolívar, Protección Civil Municipal de Sifontes, Bomberos Marinos de Ciudad Bolívar, personal de Control de Emergencias de CVG Minerven y Venrús, y funcionarios de Inparques, entre ellos dos buzos enviados desde Caracas, uno de los cuales dio con el menor de edad.
También se supo de manera extraoficial que las carencias de implementos que padece el Cuerpo de Bomberos de Sifontes impidieron una respuesta más efectiva ante esta emergencia, ya que los efectivos bomberiles de esta jurisdicción no tienen equipos de buceo, lo que los obligó a esperar el apoyo de buzos de Ciudad Bolívar y Caracas, quienes arribaron tres días después, pese a lo cual durante las primeras dos jornadas se sumergieron en las frías aguas del río El Danto a pulmón.

Detalles
El siniestro de la familia Nasser ocurrió el lunes dos de enero pasadas las cinco de la tarde, cuando regresaban de pasar los últimos días de 2010 en La Gran Sabana, partiendo de Santa Elena de Uairén temprano en la mañana.
Viajaban en dos camionetas, adelante una Hyundai Tucson donde iba
Rima Nasser, madre del niño, junto a otros familiares, entre ellos el abuelo y el bisabuelo del menor.
Atrás en la Terios siniestrada estaban ocho personas, cinco adultos y tres niños, dos hembras una de 7 y otra de 5 años de edad, esta última hermana de Jesús Nasser, ambas resultaron heridas.
El grupo de adultos estaba integrado por Diana Nasser de 38 años, abuela del pequeño, Carolina Nasser de 29 años, Karina Nasser de 20 años y Megher Nasser de 22 años de edad, tíos de Jesús Nasser, también iba María Rosales de 35 años, vecina y amiga de la familia, todos sufrieron lesiones.
Tras el volcamiento, tres de los ocupantes de la Terios salieron expelidos de la misma y quedaron en la carretera, mientras que el resto permaneció dentro de la camioneta cuando esta se precipitó por el barranco y fue a dar al fondo del salto.
Testigos narraron que el joven Megher Nasser quien no tuvo heridas graves, fue el encargado de auxiliar a todos sus familiares, logrando incluso sacarlos del automóvil que cayó dentro del pozo entre varias piedras, pero aunque buscó a su sobrinito no lo encontró, tal vez porque ya era casi de noche.
Una caravana de unidades de Protección Civil y otra del 171 que se dirigían a instalar el operativo en La Gran Sabana pasaba por el lugar al momento de ocurrir el accidente, y de inmediato sus funcionarios le brindaron los primeros auxilios a los heridos y los trasladaron a centros hospitalarios, mientras que a la par iniciaron la búsqueda de Jesús Rami Nasser, culminándola ayer luego de 7 días de grandes esfuerzos conjuntos de rescatistas de varios cuerpos de seguridad.

Correctivos
Pese a que en la curva del Salto El Danto han ocurrido varios accidentes de tránsito graves en los últimos años, especialmente en el mes de enero, la Gobernación del Estado Bolívar, ente encargado del mantenimiento de la Troncal 10, no ha colocado ni reductores de velocidad ni defensas que salven a los vehículos de precipitarse por el profundo barranco.
Expertos sugieren que además de instalar “ojos de gato” en el pavimento que obliguen a los conductores a reducir la velocidad, también debe construirse una gruesa barrera de concreto, forrada con cauchos como las que se usan en las pistas de carreras, para así amortiguar los impactos y evitar caídas al vacío como la que sufrió la Terios de la familia Nasser.
Tres días después de este lamentable accidente que hoy enluta a una conocida familia de Tumeremo, las autoridades colocaron una barrera temporal, compuesta por varios cauchos pintados y unidos entre si por una guaya.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. DIARIO EL PROGRESO - Copyright © 2.011 - INFORMACION GENERAL:  master@diarioelprogreso.com