Edición del día Martes 14 de Abril del 2.009

Imprimir Artículo

CIUDAD BOLÍVAR, ESTADO BOLÍVAR, VENEZUELA

“Zaraceño de pura cepa y músico guayanés”
Telmo Almada Maestro del arte y la ensoñación

El arte musical venezolano se siente muy representado y engalanado por el acervo musical escrito por el maestro Telmo Almada, el cual merece ser revalorizado y difundido por toda la geografía patria.

In memoriam al Maestro
Don Pepe Flores
Génesis y peregrinar
Por Abel Silva
Olivares - Fotos: Cortesía Américo Fernández / /
Bernardo Rodríguez / Lourdes Maestracci
Hijo de Pedro Vegas y Lucrecia Almada, el mayor de cinco hermanos. Nació en Zaraza, estado Guárico, llamada por el sabio doctor J. F. Torrealba “tierra de intuitivos”, el 14 de abril de 1901. Incursiona en el aprendizaje del cuatro y la guitarra, gracias a su interés y el apoyo de los músicos populares de su época.
Con deseo de cultivar lo concerniente al bello arte, recibe instrucciones de música con los acreditados Vicente Peña, Ramón Carrizales y Ramón Ayala. Las disciplinas de armonía, solfeo y dictado musical se las impartió el maestro Estévez y Gálvez. Monseñor Arturo Celestino Álvarez tuvo a su cargo la guía espiritual del joven Almada.
En la Zaraza de principios del siglo XX , bañada al naciente por el Unare y al sur por el Ipire, Almada aprisiona en el pentagrama las composiciones “Mis Sufrimientos”,”Lágrimas de Amor” -dedicada en 1920 a la señora Catalina García, radicada en Zaraza- y “Despedida”, valses que emergieron tras varias desilusiones amorosas.
Un 14 de abril de 1923 llega a Ciudad Bolívar, con 22 abriles, en busca de nuevos horizontes, más el interés de mejorar sus recursos económicos. Su primer oficio en Guayana fue panadero, sin pensar que las manos hacedoras del pan nuestro de cada día, escribirían algún día una obra musical patrimonio cultural de la venezolanidad.
HIMENEO Y VÁSTAGOS
El 2 de agosto de 1926, el entonces presidente de la municipalidad de Heres, doctor Antonio García Romero, declara marido y mujer a Pedro Telmo Almada y a Rosa Valera Calderón, De ese enlace matrimonial germinan Aída y Rafael, heredero del talento musical de su padre, como percusionista reconocido nacional e internacionalmente. Al nacimiento de este último consagra el valse “Lirio Azul de Primavera”.
OPINIONES AUTORIZADAS
De acuerdo a expresiones del Maestro Don Pepe Flores (+), biógrafo autorizado del respetado músico, lo define como el “artista del sonido que sorprendía por el dominio de la melodía y la armonía”.
Para el Director de la Banda Juan Bautista Dalla Costa del estado Bolivar, Licenciado Juan Sarmiento, el ilustre pedagogo, músico, compositor, arreglista y director musical, Telmo Almada, “poseía una expresión artística genuina de la música, más allá de la ereducción y el academicismo”.
GENERADOR DE UN INVALORABLE LEGADO PARA TODOS LOS VENEZOLANOS.
Telmo Almada destaca rápidamente como músico, al asumir la dirección de la Banda Musical de Tucupita, hoy estado Delta Amacuro. Esta ausencia temporal impulsa la vena romántica del compositor, y testimonio de ello son las melodías “Mía” (tango) -con la inscripción “Para ti, dulce amor mío, única inspiración de mi alma”- y su valse “Canto de Agonía”, dedicado así: “A ti, esposa mía, amor mío, que fuiste siempre la divina inspiración de mi arte”.
La orquesta fundada por Almada, llamada”Alma Criolla”, fue muy popular y estuvo integrada por valiosos músicos como José Emazábel y Víctor Zenón Ortiz (violinistas), Antonio León Rubio (pianista), Luis Bouteau (trombón o bombardino), Ramón Zamora (cuatrista) y el propio Almada (trompetista y director).
El patrimonio artístico del Maestro Telmo Almada, de perfil sereno y bonachón, es incuantificable y merece ser revalorizado por el gobierno regional, y difundida por lo ancho y largo de la geografía nacional a través de la organización que tanto amó: la Banda de Concierto “Juan Bautista Dalla Costa”, de la Gobernación del estado Bolívar. Crédito especial merece por la ejecución de la música telmiana, la “Orquesta Típica Angostura”, impulsada por Don Pepe Flores y confiada su dirección al siempre recordado Juanito Arteta,”La Trompeta de Oro de América”, quien otorgó su espíritu musicalizado al infinito, bajo los acordes de “Mujer Guayanesa”, pasodoble vocalizado originariamente por el maestro Raúl Mora con la Billo´s Caracas Boys.
El respetado músico, escribió valses en todos los estilos - muy famoso “Canciones de Himeneo”-, pasodobles con verdadero sentido español, fox-trots, merengues con sabor venezolano, boleros, guarachas, rumbas cubanas, canciones y joropos.
En el más expresivo arte espiritual, destaca su música sacra -reminiscencia concretada en el estreno de la “Misa Solemne”, en honor a la Santísima Virgen, el 28 de octubre de 1928 en Ciudad Bolívar- y su bien logrado “Stabat Mater”, incrustado en las paredes de la catedral de Guayana en la voz de Teresita Ortiz Abreu (+), soprano lírica guayanesa de selecta prosapia.
La vena artística lo transbordó a incursionar en poemas sinfónicos intitulados “Menqui”, “Rosa del Bosque” y por si fuese poco, la obra para teatro, “Leyendas de las Riberas del Yuruari”, con libreto de la escritora Lucila Palacios, estrenada en Montevideo, Uruguay. En la composición “Unareña”, el autor de esa fantasía descriptiva se inspiró en los recuerdos de su tierra natal, Zaraza, la Atenas del Guárico. Por la ternura que profesó por Zaraza y Guayana, se proclamó “zaraceño de pura cepa y músico guayanés”.
MERITOCRACIA VALORADA
En cuatro oportunidades fue director de la Banda Juan Bautista Dalla Costa del estado Bolivar -jubilado el 12 de octubre de 1966 por la gobernación del estado Bolívar, por más de tres décadas de importante desempeño-, director de la Banda de Tucupita, de la Escuela de Música Pepe Mármol, Maestro de Capilla de la Catedral de Ciudad Bolívar, fundador de varias orquestas, precursor de los orfeones de los liceos “Tomás de Heres” y “Fernando Peñalver”, docente musical y creador del conjunto de aguinaldos del Liceo “Sucre”,buque insignia de la educación privada en la orinoquia.
RECONOCIMIENTOS
El 22 de junio de 1972, en acto celebrado en el Grupo Escolar Nacional Estado Mérida, en Ciudad Bolívar,-nos correspondió la coordinación interinstitucional- Telmo Almada recibió un apoteósico reconocimiento. Tuvo la coyuntura de auscultar a plenitud, con los ojos cenicientos por aquellas “Lagrimas de Amor”, la ejecución orquestal de su valse, “Lucrecia”.
La Extensión UDO-Núcleo Bolívar, le otorgó la condecoración “Ilustre Ciudadano”, gracias al apoyo de Mimina Rodríguez Lezama. A solicitud nuestra, en compañía de la licenciada Lourdes Maestracci Bello,en su tierra natal, el municipio Pedro Zaraza lo homenajeó mediante la creación de la Orden Municipal “Pedro Telmo Almada”,-epónimo de pila- lo declaró Hijo Ilustre Post Mortem y le fue concedida a tan excelso artista, la Condecoración “General de División Pedro Zaraza”.
INGRATITUDES
Mediante Acuerdo N´ 24 del Concejo Municipal del municipio Heres del estado Bolívar, de fecha 22/10/1990, se instituyó la Orden Municipal “Telmo Almada”. En dos oportunidades fue conferida en ocación del Día del Músico y de su Patrona Santa Cecilia.Melancólicamente fue prescindida durante la presidencia municipal del doctor Leonel Jiménez Carupe.
El Consejo Legislativo del estado Bolívar, sancionó la Ley Condecoración, “Maestro Telmo Almada”, publicada en la Gaceta Oficial del Estado Bolívar el 11/11/ 2004. Este galardón no se ha otorgado por primer vez, tras inauditables diligencias sobre el particular.Es aspiración de gente preocupada y vinculada con la actividad cultural angostureña, que se materialice conforme a la parte dispositiva de la citada ley.Tenemos entendido que hay error de forma, mas no de fondo en la publicación en Gaceta Oficial, el cual puede ser subsanado existiendo la buena disposición en los Poderes Ejecutivo y Legislativo del estado Bolivar. Sugerimos a la diputado presidente del CLEB profesora Miriam Reyes y a la respectiva comisión parlamentaria regional, honrrar la memoria y obra del eximio artista del pentagrama.
ENTREGA DEL ALMA AL SUMO HACEDOR
El 14 de octubre de 1973, tras haber vivido medio siglo en su patria chica adoptiva, la Angostura del Orinoco, muere Telmo Almada a la edad de 72 años, invidente, escuchando en medio de la soledad, las notas de “Cantos de Agonía” e “Incertidumbre”, valses concordantes con el final de esta alma fundida en el crisol del martirio. Fue sepultado al tercer día, con todos los honores de rigor, en el cementerio “El Centurión” de Ciudad Bolívar, panteón de la familia Almada, siendo justicia la restauración por parte de la Alcaldía del municipio Heres del estado Bolívar, sugerencia al gerente local, ingeniero Víctor Fuenmayor.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. DIARIO EL PROGRESO - Copyright © 2008 - INFORMACION GENERAL:  master@diarioelprogreso.com
2