Edición del día Martes 21 de Septiembre del 2.010

Imprimir Artículo

CIUDAD BOLÍVAR, ESTADO BOLÍVAR, VENEZUELA

Bolívar incursiona en agricultura de alta tecnología
Casas de Cultivo Protegido: el nuevo escenario agrícola

* Cerca de 900 hectáreas del territorio venezolano son destinadas al Cultivo Protegido, una práctica agrícola relativamente desconocida en este país, que viene a revolucionar los sistemas tradicionales de siembra, pues con un menor impacto ambiental e inversión financiera alcanza mayores índices de producción.

PRENSA GOBERNACIÓN/IRTAB. En Venezuela se dieron los primeros pasos en el área de "Invernaderos" a finales de los años '80, pero es hasta los '90 y principios del nuevo siglo que se empezó a desarrollar a mayor escala, siempre en el ámbito de lo privado, pero en la primera década del nuevo milenio nuestro país, gracias al apoyo del Estado, logró cambiar esa realidad y dedicar casi 900 hectáreas al sistema de Cultivo Protegido, alcanzando muy buenos resultados.
Hacia la región de los Andes y Centro Occidental del país se han presentado experiencias exitosas en las que se ha alcanzado una producción tres veces mayor que con sistemas de siembra tradicional, en rubros hortícolas y frutales, prácticas que ya se están replicando en el estado Bolívar y en el oriente del país.
La aplicación de alta tecnología, el estudio científico y el buen manejo agrícola son tres elementos básicos para el efectivo desarrollo de un Sistema de Cultivo Controlado (SCC). Pues esta actividad requiere atención y cuidado, un esfuerzo que se ve recompensado con creces cuando se observa el trabajo final.
EL MONITOREO ES CLAVE
El Ingeniero Agrónomo, Reinaldo Rojas, curtido agricultor y experto en Sistemas de Cultivo en Ambiente Controlado, subraya que el monitoreo es clave, pues este sistema consiste en ejercer un dominio total sobre los parámetros ambientales que afectan de forma directa el crecimiento de las plantas, que no se pueden controlar en sistemas de siembra al aire libre.
Estos factores son: temperatura, humedad, velocidad del viento, radiación, lluvia y suelo o sustrato; al condicionar los factores climáticos que están dentro de la Casa de Cultivo o Invernadero se logra crear un microclima ideal para las plantas que se desarrollan óptimamente, logrando una mayor productividad.
Rojas comenta que las plantas contienen una carga genética que indica su capacidad productiva, si por ejemplo estudiásemos una planta de tomate, nos daríamos cuenta que genéticamente está diseñada para producir 10 kilos, de los cuales sólo son cosechados 2.5 kilos en condiciones normales, mientras que bajo un ambiente controlado y con un buen manejo, se pueden obtener 7.5 kilos de tomate de la misma planta.
Para obtener altos niveles de producción es necesario contar con un personal capacitado, pues este sistema requiere una constante supervisión; con una infraestructura concebida bajo parámetros básicos, considerando la dirección del viento, las estaciones climáticas, el terreno y el perímetro; con una fuente de agua que abastezca el cultivo.
Innovador sistema
El sistema de ambiente controlado de los "Invernaderos" permite manejar con mayor facilidad el riego de los cultivos, controlar la temperatura, humedad relativa, luminosidad y proteger a los cultivos de la lluvia, además se realiza un control de plagas más estricto y una fertilización mejor aplicada, siempre para proporcionar a la planta una atmósfera óptima para su desarrollo y proteger el cultivo. Estas condiciones ambientales permiten producir en cualquier época del año.
Aunque la inversión inicial es sustanciosa, el SCC sigue siendo altamente sostenible, por ejemplo, en Yaracuy el Gobierno Bolivariano a través del Centro de Investigaciones del Estado para la Producción Experimental Agroindustrial (CIEPE) y del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia Tecnología e Industrias Intermedias (MPPCTII), entre otros entes, han acompañado a la Red Socialista de Invernaderos del estado Yaracuy, en la creación de 21 Casas de Cultivos o invernaderos criollos para la siembra de hortalizas. Con este proyecto se cosecharan más de 300 mil kilos anuales por hectárea de tomate y pimentón, por el momento.
En el estado Bolívar el Gobierno también desarrolla importantes núcleos de producción agrícola, AgroBolívar el proyecto recién inaugurado por el Gobernador Francisco Rangel Gómez, es una estación experimental que para empezar producirá 70 mil kilos de pimentón anualmente, gracias a la implementación del ambiente controlado en Casas de Cultivo.
Con esta experiencia se abre un espacio de encuentro entre las universidades, científicos e investigadores y productores agrícolas con el Gobierno para estrechar lazos y multiplicar conocimientos tecnológicos que servirán para cimentar las bases de la agricultura en la región.

Casas de Cultivo Protegido

Erróneamente en América Latina se maneja el término "Invernadero" para nombras las Casas de Cultivo Protegido, pues este término se refiere a una plantación agrícola cubierta bajo techo para proteger la cosecha de las bajas temperaturas durante el invierno, mientras que, en los países del trópico, como Venezuela, donde sólo existen dos estaciones durante el año (invierno y verano, marcadas por la presencia o no de lluvia) se desea lo contrario, mantener la frescura dentro de las Casas de Cultivo.
Zonas geográficas que ocupan los cultivos protegidos en Venezuela:
Actualmente se tienen contabilizados cultivos protegidos en todos los estados, con excepción de Apure, Amazonas y Delta Amacuro. La mayor concentración de invernaderos se encuentra en dos zonas:
Zonas Altas de Miranda, Vargas, Aragua y Carabobo (Cordillera de la Costa, sobre 1.000 msnm)
Zona Andina y Lara (Lara, Trujillo, Mérida y Táchira), Valles altos de la Cordillera de Los Andes.
Fuente: Fundación COVEPLA (Comité Venezolano de Plásticos en la Agricultura).

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. DIARIO EL PROGRESO - Copyright © 2.010 - INFORMACION GENERAL:  master@diarioelprogreso.com