Edición del día Lunes 27 de Octubre del 2.008

Imprimir Artículo

CIUDAD BOLÍVAR, ESTADO BOLÍVAR, VENEZUELA

Militares podrían ser desalojados de la zona por su incapacidad de controlar la situación
Comunidades indígenas dispuestas a asumir vigilancia del Alto Caura

*Pueblos indígenas del bajo, medio y alto Caura realizarán una asamblea general para definir las estrategias a seguir para la expulsión de mineros ilegales y el resguardo de la cuenca

Fritz Sánchez fritzale@hotmail.com Las comunidades yek”wanas y sanemas del bajo, medio y alto Caura realizarán una asamblea general para definir las estrategias a seguir para la efectiva expulsión de criollos que se encuentran en el río Yuruaní, afluente de El Caura, así como el posible desalojo de militares del TO5 por presunta complicidad en el traslado de los mineros ilegales, así como del supuesto soborno que aceptan de los ilegales para dejarlos devastar el ambiente en busca del oro.
Así lo dio a conocer el presidente de la organización Kuyujani que agrupa 53 comunidades yek´wana y sanema de la cuenca de El Caura, Arturo Rodríguez. Indicó que, si bien la asamblea general se realizará en el mes de enero de Santa María de Erebato, Alto Caura; en las próximas semanas, representantes de diferentes comunidades acompañarán a los efectivos destacados en la zona, para garantizar la transparencia de sus actuaciones, “pues a nuestro juicio, los militares se han dejado sobornar por los mineros, quienes les pagan con gramas de oro su permiso para explotar oro (...) ellos tienen hasta teléfonos satelitales para avisarles cuando vamos a la zona a fin que se escondan y todo quede tapado”, señaló Rodríguez con gran preocupación dada la peligrosa organización que presuntamente se ha gestado entre los mineros ilegales y los efectivos de la Fuerza Armada Nacional destacados en el Alto Caura.
En la actualidad, los mineros se encuentran accesando al Alto Caura por el Paragua Medio a través del río Ori e incluso por el río Caura, pasando sin ningún obstáculo por los puestos del TO5 en la zona, advierte Rodríguez. El directivo de Kuyujani admitió que si bien existen indígenas yek´wanas involucrados en el traslado de combustibles, han solicitado a las autoridades competentes castigo tanto a criollos como indígenas involucrados en la minería ilegal en el Alto Caura.
En este sentido enfatizó que la actividad aurífera en los hábitat yek´wanas y sanemas no esta permitida ni por las comunidades indígenas ni por el Estado venezolano, “sin embargo los criollos no obedecen las leyes y los militares aceptan los sobornos (...) hemos estado en reuniones con el alto mando militar del TO5 y le hemos enviado los informes sobre la situación actual pero hasta el momento no se han pronunciado y hecho ninguna acción”, destaca Rodríguez.
Por su parte, Alejandro Lanz, director del Centro de Investigaciones Ecológicas de Venezuela (CIEV), expresó desde las oficinas de la organización Kuyujani en Ciudad Bolívar, la impostergable acción que debe asumir el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, la Fuerza Armada Nacional, la Asamblea Nacional y la Gobernación del estado Bolívar, para salvaguardar, no sólo la última frontera natural de Venezuela -como es catalogada la cuenca de El Caura-, sino el hacer cumplir las leyes venezolanas y la seguridad a venezolanos originarios del occidente del estado Bolívar, como lo son las comunidades yek´wanas y sanemas presentes en El Caura, “asimismo pueden contar con el CIEV para coadyuvar esfuerzos en la preservación de la cuenca, ya que ponemos a la orden nuestra capacitad técnica y humana”, destacó Lanz.
Demarcación en espera
Con respecto al proceso de Demarcación de Tierras y Hábitats indígenas de la cuenca de El Caura que, de aprobarse pondría fin a la incursión de mineros a sus territorios, Rodríguez señaló que dicho procedimiento ya fue realizado y aprobado por la Comisión regional y nacional de demarcación de tierras y hábitats indígenas, sin embargo la Procuraduría General de la República “tiene congelado el proceso a pesar de ser un mandato constitucional”, dijo.
En tal sentido, Rodríguez estimó que, a principios del próximo año, luego de la Asamblea General de comunidades indígenas del bajo, medio y alto Caura, se realizará una gran marcha en la capital del país para elevar la solicitud de aprobación de la cuenca de El Caura como tierras y hábitats de las diversas etnias indígenas que, milenariamente, han hecho vida en estos territorios.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. DIARIO EL PROGRESO - Copyright © 2008 - INFORMACION GENERAL:  master@diarioelprogreso.com